Fisioterapia para embarazadas

¿Fisioterapia durante el embarazo?

Sabemos que el acompañamiento durante el embarazo es algo fundamental. Por eso, desde Higea Salud Integral, buscamos brindar las mejores alternativas de fisioterapia a embarazadas. Nuestro objetivo es ayudar a prevenir las posibles alteraciones y complicaciones que puedan llegar a darse durante el proceso de gestación, parto y posparto. Para ello, utilizamos diversas técnicas fisioterapéuticas que permiten identificar diferentes factores de riesgo. Detectaríamos, de esa forma, qué es lo que ocasiona los dolores lumbares y pélvicos, las incontinencias urinarias u otros cambios físicos derivados. Si se quiere transitar por un embarazo de la manera más saludable posible, la fisioterapia en embarazadas es lo más recomendable.

Existen muchas actividades y ejercicios físicos que benefician la prevención y el tratamiento de alteraciones en el embarazo. Por ejemplo, los estiramientos, la masoterapia, la electroterapia, la hidroterapia, la termoterapia y la fisioterapia respiratoria. De esta manera, si se practica con regularidad, se consiguen excelentes resultados en poco tiempo. En el caso de que se tenga una fisioterapeuta mujer, es bastante común que sugiera ese tipo de actividades.

Si se busca realizar fisioterapia en mujeres embarazadas, nuestra clínica tiene las opciones y precios más accesibles. Además de médicos profesionales, se ofrece fisioterapeuta para embarazadas con el fin de brindar asesoramiento de forma integral para el cuidado de la salud física y psicológica femenina. Por eso, se pueden obtener resultados óptimos en poco tiempo y cubrir, de manera coordinada y multidisciplinar, cualquier problema de salud.

En Higea Salud Integral, se ofrece una atención sanitaria multidisciplinar y personalizada. El equipo de profesionales cuenta con una excelente preparación y prestigio. Por ende, trabajan de forma conjunta y coordinada, ofreciendo fisioterapia para embarazo y fisioterapia en el parto. Además, se cuenta con la incorporación de pilates para embarazadas y un seguimiento médico obstétrico. Esto ayuda a la recuperación postparto debido a las mejoras en las zonas pélvicas y lumbares.

En otras palabras, la fisioterapia del suelo pélvico es una de las más recomendadas y utilizadas. A través de este proceso, se consigue una buena musculatura desde esta zona hasta la parte abdominal. Esto no es solo una mejora para el físico y la correcta salud, sino también para preparar el cuerpo y que esté listo al momento de sufrir las contracciones de parto. De esta manera, la futura mamá estará en las mejores condiciones para dar a luz de manera natural y sin muchas complicaciones.

En ocasiones, se suele recomendar acompañar este tipo de tratamientos con ejercicios hechos en casa para aumentar la confianza del paciente. Y, para aprovechar al máximo sus beneficios, el acompañamiento y la constancia son muy importantes.

Entre las patologías que más se sufren en el proceso del parto, se destacan las incontinencias urinarias y el dolor pélvico. Por eso, es muy importante que el cuerpo de la mujer esté lo más preparado posible para ese gran suceso. Por este motivo, la fisioterapia en el parto es una buena opción. Además de disminuir las incontinencias fecales y de gases, también previene el estreñimiento, las disfunciones sexuales y la diástasis abdominal. En este último caso, se trata de lograr que los músculos rectos del abdomen se mantengan juntos para evitar dolores y deformaciones. Otro de los objetivos es mantener en eje el cuerpo para que resista el peso adicional y los movimientos bruscos del proceso.

Desde Higea Salud Integral, garantizamos la incorporación de las distintas unidades asistenciales que favorecen los tratamientos y mejoran la salud de la mujer ante estas circunstancias. Se abordan las principales áreas de ginecología, obstetricia, sexología y salud reproductiva. Además, se cuenta con la alternativa de terapias individuales para acompañar las diversas circunstancias personales. Gracias a esto, la atención sanitaria se vuelve personalizada, tranquila, cercana y de la máxima calidad.

Cabe destacar que la fisioterapia en el parto también ayuda al desarrollo psicomotor del feto, reduciendo su frecuencia cardíaca y manteniéndola en reposo para que el líquido amniótico lo rodee y beneficie de mejor manera.

Es un mito de estos tiempos pensar que la fisioterapia no puede realizarse durante el embarazo. Por el contrario, es lo mejor que se puede llevar a cabo. En los primeros tres meses del embarazo, es posible sufrir dolencias y complicaciones debido a los mismos cambios físicos y psicológicos que atraviesan las mujeres en cinta. Lo ideal es adaptar las técnicas fisioterapéuticas a las características individuales de cada paciente, con el fin de conseguir mayores beneficios de alivio y compensación. Gracias a esto, el cuerpo también se prepara para el parto sin sufrir cambios bruscos cuando se llega al fin del embarazo.

El primer trimestre del embarazo es el momento idóneo para empezar a fortalecer los músculos y, en especial, la zona pélvica. Además, la fisioterapia para embarazo mejora la circulación y la retención de líquidos. Por ende, podemos evitar acudir a intervenciones adicionales como los drenajes linfáticos.

Muchas mamás aprovechan los beneficios de la fisioterapia para embarazadas. No importa si se ha dado a luz recientemente o si han pasado algunos años, la fisioterapia postparto puede ayudar a acelerar los procesos de recuperación y mejorar el regreso a la condición corporal inicial de manera dinámica y efectiva.

Además, a causa de los diferentes cambios hormonales que quedan expuestos, cada mujer tiene un proceso individual y único de recuperación. Por lo tanto, este tipo de fisioterapia puede favorecer la musculatura del suelo pélvico y estabilizarla.

Sabemos que cada mujer es un mundo particular y cada embarazo un proceso singular. Si bien la fisioterapia para embarazadas no presenta contraindicaciones, siempre es recomendable realizar las revisiones y análisis pertinentes para asegurarse de los efectos de cualquier tipo de esfuerzo. La fisioterapia es un tratamiento que sirve de acompañamiento y en beneficio de la mujer en cinta. Pero no hay que olvidar aplicar las técnicas de manera adecuada y con el debido asesoramiento.

En la clínica Higea Salud Integral contamos con un servicio adecuado y rápido. La unidad de salud de la mujer está adaptada a todas las necesidades de precios y servicios para acceder a la fisioterapia para embarazadas. Además, no hay que olvidar que la unidad de salud infantil, la unidad de salud psicológica y la unidad de asesoría médico legal siempre están a disposición de cada paciente.