La mirada de los padres

Autora: Azahara Castillo Eslava

"Es más fácil la sanación para los niños cuando los padres son capaces de mirarse"

Hago una pequeña reflexión sobre la terapia infantil. Me encanta trabajar con niñ@s. Son sinceros, espontáneos, naturales, creativos y casi siempre presentan menos resistencia al cambio que los adultos.Sin embargo, descubro cada día, que es más terapéutico la mirada de los padres, que la terapia en el hijo. La elección del síntoma en el niño o niña no es al azar, ni tampoco el momento en el que se presenta, por ello siempre hay que ver más allá del síntoma.
L@s niñ@s comunican lo que los padres no son capaces de expresar. Y a su vez, los menores no tienen las herramientas emocionales que tenemos los adultos aunque, sí comparten, la misma necesidad de expresar y gestionar. Sin una buena inteligencia emocional el niño o niña recurrirá al síntoma como modo de expresión.

Por todo ello, considero que no se puede hablar de Terapia Infantil, sin tener en cuenta:

• La participación de los padres en la terapia: Los padres son parte activa del proceso, son quienes mejor conocen a sus hij@s y quienes van a pasar las 24 horas del día con ellos. Los padres son los seres más importantes en la vida de sus hij@s, por ello deben entender:
• ¿Qué está pasando?
• ¿Qué mantiene una conducta indeseada?
• ¿Qué se necesita cambiar para mejorar la situación actual del menor y de la familia?
La mirada de los padres es por tanto un factor indispensable en la terapia.

• El mundo emocional: No se puede olvidar este maravilloso y a veces desconocido mundo. Las emociones están presentes incluso desde antes del nacimiento, y sin embargo no se les da la suficiente importancia a la inteligencia emocional. Tendemos a creer que l@s niñ@s son débiles pero ellos pueden ser seres increíblemente resilientes. Solo hay que ser conscientes que ell@s no pueden afrontar lo que no entienden y el mejor lenguaje para comunicarte será el emocional. Los menores deben saber:
• Percibir emociones
• Comprender emociones
• Utilizar emociones
• Manejar emociones
Explorar el mundo emocional será un regalo de por vida para sus hij@s e indispensable en el proceso terapéutico.

Sin comentarios

Añadir un comentario